Asimov y la influencia de la Historia 2

2. Una vaga y extravagante cronología: su universo.

Si bien en las bibliografías de este autor clasifican, con buen criterio, sus obras en tres tipos (obras de divulgación científica, novelas y relatos de ciencia ficción, y obras de divulgación histórica), la totalidad de sus narraciones siguen una cronología clara y lógica que comienza desde los inicios de la humanidad (El Cercano Oriente, 1968) hasta el final de los tiempos (La Última Pregunta, un relato corto con tono filosófico). Se debe mencionar a este respecto, que rara vez el autor se salió de esta cronología propia del universo de su obra, y cuando lo hizo fue muy a su pesar:

Este libro no forma parte de las Series de la Fundación, de los Robots ni del Imperio. Tiene carácter independiente. He creído necesario hacer esta aclaración para evitar confusiones. Desde luego, algún día podría escribir una novela que relacionara ésta con las otras; pero pensándolo bien, considero que no debo hacerlo. La verdad es que no estoy seguro de cuánto tiempo podré seguir estrujándome el cerebro para concebir estas complejas historias de nuestro futuro.

Némesis. Plaza Janes, 2001.

Esta actitud, casi maniática del autor, por establecer una cronología lineal en su obra, puede ser resultado de dos motivos. El primero es el marketing y la necesidad de tener un lectorado fiel que se mantenga en vilo con su fructífero trabajo. La segunda es un compromiso que siente, de manera casi amorosa, hacia ese lectorado fiel, que tal vez se merece una explicación de sus acciones como escritor. Sobre el tema que me abarca en esta sinopsis, los tomos de la Historia Universal de Asimov tratan de acercar al inmenso público del autor a la historia. Como ya he mencionado anteriormente, por encima de todo, el autor era americano (nació en Bielorrusia pero fue estadounidense desde su juventud hasta el fin de sus días), y por lo tanto, la historia que le acomete es la que explicaba, casi parece que a modo de preludio, la historia de su país, Estados Unidos. En toda su obra histórica no sale a penas en ningún momento de aquellos hechos que explican la creación de los Estados Unidos, desde el punto de vista religioso (La Tierra de Canaan, 1971; Los Egipcios, 1967), desde el punto de vista del pensamiento político y jurídico (Los Griegos, 1965; La República Romana, 1966, del que hablaré más adelante), desde su origen más directo y colonial (La Formación de Inglaterra, 1969), y por último, lo que le ocupó más tomos a su proyecto, la formación e historia más moderna de los Estados Unidos.

Puede de esta forma verse cuáles eran sus intereses y preferencias (por supuesto, cada autor escribe sobre lo que conoce, y desde el punto de vista de la época y el lugar de donde vive), y cuál era su público más directo al que estaba destinada su obra. A modo ilustrativo de este fenómeno, puede verse en una cita casi aleatoria de La República Romana, cómo a menudo las comparaciones, ejemplificaciones y anotaciones que hace Asimov tienen como referencia la cultura estadounidense:

[…](L)a distinción entre patricios y plebeyos se esfumó completamente. En lo sucesivo, a lo largo de toda la historia romana se tuvo la sensación de que el Senado gobernaba en asociación con el pueblo común. Las leyes y los decretos de Roma fueron promulgados bajo el nombre de S.P.Q.R., iniciales tan conocidas para el historiador de Roma como U.S.A. para los norteamericanos.

La República Romana, Alianza Editorial, 1988.

Citas como éstas hay unas cuantas contadas a lo largo de todo el relato de la historia de la república romana, que hacen singular la forma de escribir del autor. De cualquier modo, queda clara una cosa, Asimov nunca escribía en vano, y si lo hacía, era porque tenía una idea que quería compartir con el mundo; deseaba divulgar sus intereses por la historia, por la ciencia, y sus medianas profecías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s