El Pobre Señor Zapatero

Me encontraba anoche esperando en la cola de una farmacia de guardia, aguantando el frío y el paso de los personajes más insólitos que uno pueda encontrarse un viernes durante las horas de oscuridad, cuando el buen hombre barbudo que tenía delante se gira y comienza a hablarme. Empieza lamentándose del frío glaciar que hace estos días y como si ese fuera su propósito cambia de tema para hablarme del gobierno y la situación de España. Mi cuerpo dio la alarma y mi impulso fue el de esconder los boletos de lotería de Juventudes Socialistas que tenía en la mano. En una ciudad de derechas como Valencia, en una oscura calle, durante las primeras horas de la noche, es mejor tener la boca cerrada. Así pues, me limité a escuchar y a asentir como un tonto a todo lo que despotricaba aquél señor y de cómo iban a aumentar los crímenes y los atracos cuando el gobierno eliminara la ayuda de 400 euros.

Otro señor de mediana edad que se había bajado de un coche donde le esperaba una señorita (luego descubrí que había ido a comprar condones) se sintió aludido y se unió a la sarta de absurdas críticas al Presidente del Gobierno de España, el Señor Rodríguez Zapatero. Con una estridente voz de fumador y de mal vividor, el recién llegado dirigió sus argumentos no hacia la política, de la que afirmaba no saber nada, sino a la propia persona de Zapatero, de la que aseguraba que era una persona fea, y con pocos dedos de frente. Tras una exposición sobre sus cejas en arco y el por qué el Señor Zapatero aparece en la televisión siempre sonriendo (yo personalmente no lo veo mucho sonreir últimamente), se ensañó con la moralidad del Presidente, del que dijo que era mezquino e interesado, que no se preocupaba por las personas y que ni se molestaba en preguntarle a la gente lo que quería.

En ese momento me sentí acorralado, ultrajado e insultado en carnes propias. Yo no seré quien defienda la política del Señor Zapatero, porque no creo que haya sido la más acertada. Tampoco voy a hacer el típico discurso de que Zapatero no es el culpable de la crisis, al igual que no es el culpable del mal tiempo de estos días, porque aunque es cierto que a Zapatero solamente le explotó la patata caliente, también es cierto que cometió un tremendo error tratando de ignorarla para no desmoralizar al consumidor. Lo que aquí quiero denunciar es tan solo el tipo de argumentos demagógicos y completamente apolíticos de estos señores, y de gran parte del electorado español.

En primer lugar, el Señor Zapatero no es un sex simbol, como no lo son tampoco el Señor Rajoy y la Señora Rita, y sonríe porque es una persona, y tiene derecho a sonreír. En segundo lugar, que el señor no se preocupa de los españoles, es la mayor falacia y estupidez que he escuchado en mi vida. En los mitines de esta persona, que ahora es nuestro Presidente, hacían sonar una canción del grupo Tekila que decía: “que el tiempo no te cambie”. Zapatero ha cambiado, y mucho. Yo, sinceramente, y desde fuera del puesto, no puedo hacer más que congraciarme con esta pobre persona que un día decidió ser presidente, o le animaron a hacerlo. En España hoy sufren muchas personas; algunos porque no tienen trabajo, otros porque están enfermos; Zapatero pertenece a un tercer grupo de personas, los que sostienen sobre sus cabezas un peso descomunal de responsabilidad. Quienes dijeron que Zapatero no era una persona capaz o inteligente que se pregunten cómo ha llegado a liderar un partido político, y de ahí cómo ha sido capaz de llegar a ser el Presidente de España. Zapatero era en su momento, y lo sigue siendo, una persona ultra capaz, una mente brillante y potente. No quiero decir con esto que sea el mejor líder político que pudiera tener España, o que fuera el adecuado para la coyuntura del país, pero que nadie se atreva a poner en duda sus capacidades intelectuales.

En el libro La Organización del Desgobierno, Alejandro Nieto decía que hasta tiempos de Manuel Azaña, los que se ocupaban de los más altos cargos del Estado tenían muchísimo tiempo libre que ocupaban con banquetes y otro tipo de actividades de carácter lúdico, pero que a partir de la época de Fraga todo eso cambió, y el Presidente empezó a soportar enormes responsabilidades. El Presidente de un país se pasa la vida viajando, acudiendo a una media de dos reuniones diarias, firmando papeles de Estado y preparándose discursos que tiene que hacer frente a una cámara que van a ver millones de personas, de entre las cuales una pequeña parte de ellas van a estar muy atentas a cada palabra de su discurso, a cualquier mínimo error, van a escudriñar hasta su lenguaje no verbal, hasta su forma de vestir, y luego lo van a publicar para que todo el mundo sepa si el traje que lleva le queda corto o largo. El Señor Zapatero no vive, desvive. El Señor Zapatero no puede ver crecer a sus hijas, no puede explicarles la lección de matemáticas del colegio. El Señor Zapatero no puede dedicar su tiempo a su mujer, y más de una ya hubiese acabado con una relación tan sufrida. El Señor Zapatero ha destrozado su vida, me compadezco de él, y me niego a admitir las acusaciones de aquellos que piensan que no se preocupa por las personas. Zapatero tenía una vida y un trabajo bien remunerado, era profesor de universidad, y no tenía porqué acceder a su candidatura. Lo hizo por un compromiso voluntario, y jamás se trató de dinero (Rajoy gana más que él). Zapatero se enroló en este barco por las personas. Podemos decir que se ha equivocado, que se ha equivocado mucho o completamente del todo, pero no que lo haya hecho por maldad. Podemos decir que ha hecho caso a los consejeros inadecuados, o que no ha escuchado a las personas que debía, pero nunca, nunca, que no se haya esforzado por llevar a España a la mejor situación posible en esta malísima coyuntura internacional.

Quizás voy demasiado lejos al decir esto, pero Zapatero es un mártir; yo no le deseo su situación a nadie. Podría haber abandonado cuando las cosas le iban bien, pero decidió aguantar hasta el final, hasta terminar derrotado y deshecho. Zapatero dejará el gobierno como el Presidente que no supo o no pudo sacar a España de la crisis. Probablemente otros se aprovecharán de su situación y quedarán como los héroes que llevaron al país a la prosperidad, aplaudo la suerte que han tenido y les animo que trabajen para lograrlo. Para Zapatero pocas son sus opciones, salvo resistir hasta la muerte política. Y aún así aún es capaz de sonreír, aún es capaz de luchar, de proponer proyectos nuevos. Zapatero ha cambiado sí, pero también ha mejorado mucho como político, se ha hecho más fuerte y resistente, y llegará hasta el final de la legislatura.

Yo, por mi parte, desde este cómo asiento, sin trabajo, en mi vida de estudiante, puedo escribir sobre él sin prejuicios, no tengo que medir mis palabras como él, y las responsabilidades que hay sobre mi personas son mínimas. Hace un año, en un ratito libre, se me ocurrió escribirle una carta al Señor Zapatero para agradecerle toda la labor que está haciendo por nuestro país (que no puede calificarse de otra forma más que de humanitaria). Tardó 3 meses en contestarme, pero al final lo hizo, y me obsequió con una Constitución Española firmada y dedicada de su puño y letra. Encontró algo de tiempo para hacerlo, y le debo las palabras de ánimo que me dedicó, le debo eso y mucho más.

Desde aquí solo puedo decir esto: Zapatero, puede que quedes como el peor presidente de la historia de la democracia española (como decían aquellos individuos de la cola de la farmacia de guardia), pero al menos tu diste la cara en los peores momentos, tu eres el que está a la vanguardia, el que capitanea este barco que ha chocado contra el más grande de los icebergs. Y por eso te digo gracias, gracias por todo, y muchísimo ánimo en todo el tiempo que te quede de gobierno. Espero, por el bien de todos, que la situación mejore, y si es él quien nos saca de ésta, mejor.

Anuncios

6 comentarios en “El Pobre Señor Zapatero

  1. Yo resaltaría dos cosas:

    La primera que explicas muy bien lo díficil que es ser socialista en Valencia y lo que cuesta, a veces, decir que te cae medianamente bien Zapatero (o cualquier dirigente socialista)en ciertas situaciones y conversaciones. Sería un tema interesante a abordar.

    Y la segunda es que hay que recordar que detrás de los políticos hay personas, con sus vidas. Y que aunque es cierto que muchos roban, también hay muchos otros (quiero pensar que la gran mayoría), que están en política para mejorar nuestra sociedad, sean de izquierdas o de derechas.

    Super interesante la versión que nos ofreces de Zapatero 😉

  2. Gracias por el comentario. El camino de un político, de cualquier ideología, no es ningún camino de rosas, es más bien muy escarpado y lleno de tramas y dificultades. Solo hay que ver las fotos de muchos políticos, cómo les pasan factura los años. La mayoría de ellos arriesgan su respetabilidad y reputación para luego caer en el olvido político.

  3. “Voy a dejarme la piel (de los trabajadores claro), me cueste lo que me cueste.” ZP dixit.

    A ZP solo le puede alabar a dia de hoy o una “maquina politica” o un descerebrado, alguien que ha abandonado toda verdad y toda decencia intelectual y que en definitiva cobre por apoyarle.

    Y asi nos va con este arribista de Leon y la cuadrilla oportunista que le rodea.

    El barco esta hundido, la indefectible caida del partido socialdemocrata PSOE en las urnas va a ser historica y su perdida de prestigio extrema.
    Para mi el PSOE esta acabado como partido politico, ya no queda nada mas para vender ni tan solo humo.

    Nadie serio va a confiar mas en esta gente tras la “era” ZP.

    ZP no es un cadaver, es ya un esqueleto. Si aun mantiene la sonrisa es por “rigor mortis”.

    Espero que al menos todo esto sirva para que suban partidos de izquierda autentica.

  4. Gracias por su respuesta, compañero. La patata caliente de la economía le explotó en la cara al gobierno de Zapatero, pero ni por asomo parece que el PSOE vaya a dejar de ser fuerte. El aparato y la acción de ese partido es fuerte y contínua y hay mucha gente responsable y muy activa trabajando día y noche para mejorar los procesos políticos. Diría más, al PP no le interesa dejar que muera su rival, puesto que es el cómplice que le permite jugar a la democracia, y el resto de partidos, hastiados de su falta de protagonismo en los últimos 30 años no van a dejar que éste siga siendo solo un juego de dos. En cuanto a lo del fín de Era del PSOE, ni Nostradamus se atrevería a hacer un pronóstico tan concreto, pues en política todo es posible. La maquinaria de este barco no es estúpida, y seguirá buscando soluciones para evitar su hundimiento, mientras la oposición espera sentada en su cómodo sofá, esperando, viendo cómo lo que se hunde es el mar entero, sin hacer nada, sin dar una sola solución. A la oposición no le importa que el mar se hunda, si el barco que flota sobre él lo hace también. Lo mismo pensaría el PP cuando el Gobierno de González estaba casi acabado, pero le costó más de unas elecciones hacerse con el poder. A la oposición sólo le importa poner las manos encima del codiciado tesoro que hay en el fondo de ese mar; esto ocurre cuando la democracia se convierte en un negocio.

    En cuanto a Zapatero, ¿he de recordar que este hombre ES Presidente de España? No hay otro hombre, sino él, que pueda decir que su oficio es el de Presidente de este país, aunque a muchos les gustaría poder decirlo. No solo afirmo que Zapatero no está muerto políticamente, sino que está a punto de alcanzar la cima de su carrera política. Sí, repito, todavía no lo ha hecho, está a punto de hacerlo. De momento Zapatero es lo que Rajoy no fue capaz de conseguir en su momento, pero cuando deje su puesto recibirá el mayor honor que puede recibir un hombre en este país, el honor de ser Ex-Presidente, y este honor es PARA SIEMPRE. Pocos hombres han sido honrados con tan honorable cargo en la historia de la democracia. Se acabó la responsabilidad, todo lo que queda es la sabiduría y la experiencia de aquél que ostentó el puesto más alto de la Administración española.

    A partir de ese momento, a partir de que reciba los honores de la ex-presidencia, el sueldo de por vida del que fue presidente y su reconocimiento, Zapatero podrá hacer con ese cargo lo que le plazca. Se convertirá en maestro y consejero de consejeros, ministros y presidentes. Pero no todos utilizan este honor de la misma forma. Algunos, como Felipe González, han decidido convertirse en los sabios del consejo en los momentos más difíciles de la democracia, y todavía hoy se les venera, por muy dura que fue su caída tras su presidencia. Otros de menor calidad deciden convertirse en la caricatura de la caricatura de aquello que una vez fueron, y vagan de vez en cuando en los medios ridiculizándose a sí mismos; es el desgraciado caso de Jose María Aznar.

    Lo que quiero decir es, que Zapatero no es ningún cadáver, este muerto está muy vivo. Algún buen asesor le habrá pedido a nuestro Presidente que desaparezca de la prensa estos días, que Rubalcaba será el rostro del Gobierno. Es todo política. Mañana saldrá con una nueva solución frente a la crisis, como el héroe que se recupera para luchar contra su enemigo. La política es así, un gigantesco teatro donde el guión es tan importante como la escenografía. No hay que olvidar, que Zapatero es dueño y señor de los medios de comunicación, y le basta levantar su mano para que éstos le conviertan de nuevo en noticia. La oposición y el señor Rajoy han de sudar un poco más para que alguien les haga caso.

    Así, mientras esos señores del PP, todo lo que hacen es pedir elecciones anticipadas, sin aportar ideas constructivas, esta batalla la sigue luchando la izquierda. Los muertos no luchan, solo los vivos lo hacen. Pero estoy de acuerdo contigo en una cosa, compañero, ojalá suban los partidos de izquierda, ojalá que desplacen a esta oposición con olor a rancio, porque esta crisis sólo puede ser abordada desde la izquierda. Si el sistema capitalista ha sido quien ha provocado la crisis, aplicar políticas de derechas es tan absurdo como precipitarse hacia el abismo. Yo diría que el barco sigue flotando, y bastante bien por cierto, así que esperemos por el bien de todos que la izquierda no se rinda, porque sino la batalla estará completamente perdida.

    Saludos.

    PD: no solo los que cobran o trabajan para el PSOE defienden los ideales socialistas, todavía somos muchísimos los que tenemos fe en un mundo en el que los más ricos no sean los que toman las decisiones de los Gobiernos y en el que los trabajadores honrados puedan utilizar su voluntad de trabajar para sustentar la grandeza de nuestro país. Yo no cobro por decir esto, pero sí salgo ganando si los ideales que defiendo acaban llevandose a la práctica.

  5. Hola amigo, gracias por dedicar un tiempo a responderme.

    Obviamente no soy Nostradamus ni pretendo ver el futuro, cuando digo que el PSOE esta acabado me refiero a que lo va a pasar mal, no desaparecera pero caera muy bajo, y ese sera el momento de la autocritica sino lo sera del ostracismo.

    Ya no sera momento de alabanzas ni de pensamiento circular, sino de profunda autocritica, imprescindible para mejorar.

    Otro asunto que ya cansa a mucha gente de izquierda es la eterna lucha bipartidista PSOE-PP. Mucha gente esta ya harta de “juegos”.

    Todos sabemos quien es Aznar-Ansar, sin comentarios. Solo decir que es de esos que erige arcos del triunfo antes de ganar la batalla. Es el “petite commandant”.

    Yo no entiendo mucho de politica (aunque viendo a tanto mediocre metido no debe ser tan dificil), entiendo mas de ciencia “dura”, filosofia y de historia.
    Pero puedo pensar y aunque parezca fuera de lugar opino que la actitud del PSOE me recuerda mucho a la actitud de los socialistas durante la epoca del Gobierno Provisional Ruso (periodos de crisis bajo gobiernos socialistas interesantes de estudiar), la poblacion del pais que no entendia de manejos y estrategias politicas, ni tenia ya paciencia se sintio estafada y engañada y los trabajadores terminaron dandoles la espalda a los socialistas y se acercaron a los bolcheviques.

    Hay que escuchar la voz del pueblo, no solo de asesores adictos y bien pagados.

    Es lo que creo que esta pasando y en este caso el desenlace sera el triunfo del PP. Mas por la caida libre del PSOE (a causa sobretodo de su tremenda perdida de credibilidad)que otra cosa.

    En cuanto a lo de cadaver, lo mantengo, es posible que ZP asesore a jovenes socialistas, a politicos, etc, pero para el pueblo…que quieres que te diga, peor que Felipe Gonzalez… un mal recuerdo.

  6. Bueno Juancho, es bastante razonable lo que dices y estoy de acuerdo en muchas cosas. Zapatero ha gobernado honradamente como cualquier político novato, y luego se ha convertido en dictador, y se ha equivocado mucho, pero muchísimo. Cuando el PSOE fracase, que lo hará, porque todo gobierno tiene su fin, llegará la autocrítica y la reflexión desde el lado opositor. Si te soy sincero, lo estoy esperando con deseo, creo que será muy interesante el debate y el cambio de poder. Quiero ver qué hacen los otros.

    Lo que sí me gustaría es que si se hacen críticas, que sean constructivas. Creo que los mandamases de hoy están luchando contra viento y marea, y haciendo lo que pueden con las cartas que les han tocado. Si se les juzga, que sea por los hechos, y no por las intenciones, ni por cuestiones mucho menos políticas.

    En cuanto a Zapatero… el próximo gobernante le nombrará “gran culpable” de todos los males pasados. Es el deber de todo sucesor. Pero creo que la gente olvida y perdona, algunos más que otros, pero en 10 años pocos quedarán que se atrevan a culpar al Presidente de la crisis del 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s