Educación en casa y en la escuela

El Tribunal Constitucional ha utilizado su “función” creadora de derecho para dejar sentencia sobre la educación. Siguiendo el ejemplo francés, la educación escolar se hará en centros docentes, y en ningún caso dependerá esclusivamente de los padres. La Ley permitía hasta ahora que los padres se ocuparan de impartir las materias que debían enseñarse en la escuela. Esta práctica, muy típica en los países anglo-sajones (caracterizados por un profundo individualismo), servía para que los padres descontentos con el sistema educativo del país, o que pensaban que eran más capaces de enseñar a sus hijos que lo que ofrecía la enseñanza en las aulas, pudieran dar una educación a sus hijos, en su parecer, superior, y además evitar problemas como el acoso escolar.

El debate seguirá abierto, pero en España por fín todos los niños estarán obligados a ser escolarizados. Por mi parte, me pongo de parte del Tribunal Constitucional por una razón muy sencilla, no dar una educación escolar a los niños, es privarles de una parte importantísima de su formación. Los niños no escolarizados pueden relacionarse con otros niños de otra forma que la del patio escolar, pero nunca existirá el control para saber si los padres están asegurándose de ello, tan solo sabremos que están aprobando las materias impartidas. Y aquí se olvidan estos padres de una cosa, la educación familiar es también obligatoria. Los padres no solo deben dar una educación en la escuela, sino que también han de darsela en casa, son las dos complementarias, y en ningún caso debería excluirse ninguna de ellas.

Cada año los niños cambian de profesor por una razón, ninguno de ellos imparte la clase con los mismos criterios, ni tienen los mismos conocimientos. Si los padres son los únicos profesores de sus hijos, éstos son privados de la objetividad de una multitud de docentes. Un niño provisto de un solo tutor carecerá de criterio y por lo tanto su educación será totalmente dogmática, el dogma de aquél que le ha dado clase su vida entera; pura subjetividad, que ha de evitarse mediante la educación establecida por el Estado. Es así como se logra una educación equitativa y equilibrada y con igualdad a todos los niños. El colegio también sirve como modo de supervisión del trato de los niños en casa, pues educar a un hijo no es un derecho, sino un deber, y los problemas familiares solo son observables si los niños son supervisados por otros tutores.

Así, creo que el tema está muy claro, la educación que se imparte en los colegios e institutos jamás ha de ser sustituida, así como no debería privarse a un niño de un padre o una madre. Los tres son pilares básicos de la buena salud educativa de un niño o adolescente, colegio, padre y madre. Cualquier niño, privado de uno de estos pilares, estará privado también de elementos esenciales de su educación. La educación es mucho más que unas materias a aprender. Las escuelas han de seguir desarrollándose y han de salir de su atraso, pero para ello necesita que todos los niños acudan a las aulas, sin excepción (cualquier tipo de problema que haya obligado a los padres a sacar a sus niños de las escuelas debe ser solucionado por el sistema educativo, y si los niños no acuden a clase no podremos tomar medidas al respecto). ¿Os imagináis que todos los padres decidieran educar a sus hijos en casa? El colegio es un centro de enseñanza y de debate, es un centro de investigación y de desarrollo. El colegio no es solo dar clase, es mucho más, y su existencia es absolutamente necesaria. El egoismo o el miedo de aquellos padres que excluían a sus hijos del sistema educativo español se ha terminado por fin, el Tribunal Constitucional ha dado su sentencia.

Anuncios

5 comentarios en “Educación en casa y en la escuela

  1. Empezaré con la afirmación: “La Ley permitía hasta ahora que los padres se ocuparan de impartir las materias que debían enseñarse en la escuela”
    Rotundamente no. Quizás bajo situaciones excepcionales, pero los niños tienen el derecho a ser escolarizados hasta los 16 años. Y lo tienen desde varias décadas antes de la reciente STC que mencionas. El legislador entendió en su día, que los más pequeños tienen que aprender a vivir y convivir en sociedad, ya que en la mayoría de los aspectos no funcionamos si no estamos organizados en la sociedad. Organización que provee el Estado.
    Pero vivimos en un Estado de Derecho en el que la función principal de éste es proteger a los individuos que lo integran. Y en ningún caso, adoctrinar.
    Dices en un primer momento, que los padres deben dejarle la educación a la escuela, pero luego te retractas y sostienes que la formación del niño como persona capaz de pensar y de participar socialmente debería ser compartida, ¿En qué quedamos?
    Además, que el Estado garantice que el niño pueda acceder a la escuela y ponga a disposición de sus tutores los medios para ello no significa, en absoluto, que éste tenga que hacerse cargo de los contenidos de las materias a impartir. Para eso están los profesores, y no los políticos ni los burócratas. Sino docentes especializados en técnicas e instrumentos pedagógicos cuyo objetivo final tiene que ser explicar el mundo que conocemos desde su punto de vista, pero dando siempre lugar a que, en última instancia, sea el niño el que aprenda a reflexionar por sí sólo y a construirse su concepción particular del mundo. Ya que todos sabemos que no hay una única visión. Y diré más, aunque el Estado, como ya he especificado antes, está obligado legalmente a facilitar el acceso a la educación, existen diversidad de centros docentes, -algunos de ellos dependen únicamente de la autorización para su establecimiento y unas garantías mínimas de contenidos, pero sin recibir subvención alguna del Estado-, que transmiten un ideario concreto (como el de cualquier padre o madre), y debe ser, por tanto, una opción igual de válida que la educación en familia; no superior ni absoluta, sino accesoria y complementaria para que el niño sea capaz de seguir y comprender las normas de la vida en sociedad y los límites de su libertad individual, que no puede dejarse nunca al albedrío de la voluntad del Estado o, peor aún, de las apetencias del gobierno de turno, máxime si éste pretende entrometerse en la concepción personal del individuo con el objetivo justificar sus actos en favor del bien general.
    Por otra parte, ¿el ejemplo francés, donde la tradición liberal (política) es parte indisoluble de la personalidad de los ciudadanos de ese país, y donde la vida privada se respeta siempre y cuando no se muestren las diferencias en el ámbito público? ¿Países anglosajones? ¿Me estás diciendo que en RU, EEUU, Nueva Zelanda o Australia no tienen sistema educativo y que sus Estados permiten que los niños se eduquen exclusivamente en el ámbito familiar?
    En definitiva, la educación, como tú indicas, no la establece el Estado. “Educación equitativa y ¿equilibrada?” lo entiendo como igualdad de oportunidades para acceder a la educación básica y secundaria, y no como una homogeneización de contenidos y de métodos. Porque no todos razonamos igual ni podemos apoyarnos en las mismas experiencias para explicar cómo vemos el mundo. Igualdad en recursos y facilidades no va a implicar (y estoy tranquilamente convencida de ello) igualdad en los resultados. Porque ello implicaría la ausencia total de debate público, posibilidad de criticar e incapacidad de enjuiciar aquellas actitudes o acciones con repercusión en el ámbito público que no nos satisfacen ni se adaptan a nuestras necesidades y preferencias. ¿No sería eso incoherente con palabras tan predilectas para el socialismo, tales como <> o <>, si nos dejamos educar por una misma moral y concepción del mundo?

  2. Paloma, en primer lugar te agradezco el tiempo que dedicaste al artículo y tu reflexión sobre el tema, y en segundo me disculpo por mi enorme tardanza, que no tiene perdón. Puedo decir a mi favor que la universidad y las prácticas me han absorvido de tal modo que no tengo ganas ni de meterme en este blog. Sin embargo, aquí va tu muy merecida respuesta.

    La educación no debería adoctrinar, aunque el Estado siempre acabará en mayor o menor medida adoctrinando a los niños, es lo normal. Decirle a un niño que no debe comer con la boca abierta es una “buena costumbre”, es una cuestión de etiqueta y de educación, pero también es un adoctrinamiento, y estas supuestas “buenas costumbres” no son las mismas que pueda haber en otros países.

    Sin embargo, la sociedad establece unas normas de conducta básicas, normalmente cuestiones de higiene o salud pública, que deben enseñarse a los niños, para el establecimiento de un cierto orden social. Efectivamente, como dices, y como indica la legislación española, los niños deben aprender a convivir, a interactuar con otras personas, y el foro idóneo para esto es la escuela. En cierto modo, considero que el patio de la escuela es una asignatura más, que los niños deberían cursar, e incluso aprobar.

    Perdona Paloma pero te había escrito mucho más, pero esta caca de blog me lo ha borrado y solo tenía esto copiado… Otro día trataré de contestarte corectamente………………….. QUE RABIA!!!!!!!!!!!!

    Solo decirte, que creo que los países cuya legislación contempla una enseñanza en casa, lo considero un grave error, porque los niños están perdiéndose una parte importante de su educación. Los niños también se están educando en el patio de su colegio, o incluso cuando la profesora les hace exponer un trabajo en clase. Por lo demás, había escrito mucho sobre “Educación para la ciudadanía”, pero me niego a vovler a escribirlo todo de nuevo. Creo que no es adoctrinamiento para nada, es puramente una especie de Derecho Constitucional para niños, y evidentemente, los niños no pueden ejercer sus derechos, deberes y obligaciones, sin una asignatura como esta (o no deberían).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s